Mientras algunas personas meditan como una práctica espiritual o una forma de vivir más conscientemente, otras recurren a ella como una manera de aliviar el estrés y reducir el impacto de las enfermedades relacionadas con el estrés o las presiones de la vida diaria.

Cuando nos sentamos a meditar, nuestras ondas cerebrales cambian gradualmente y comenzamos a entrar en un nivel más profundo de conciencia. El mero acto de observar nuestra respiración es a menudo suficiente para ayudarla a disminuir y a profundizar. Esta respiración constante conduce a su vez a la relajación muscular y, finalmente, un sistema nervioso más tranquilo.

A partir de ahí los beneficios comienzan a extenderse al corazón en forma de presión arterial más baja y reducción del colesterol. Los beneficios físicos de la meditación han sido tan bien documentados que muchos médicos lo consideran una parte central de cualquier paquete de manejo del estrés, como un componente esencial del bienestar como el ejercicio, la nutrición y el descanso. El resultado es la Resiliencia, nuestra capacidad natural de lidiar con el estrés.

El mundo laboral y las corporaciones modernas no han sido ajenas a este desarrollo.

El Seminario Corporativo desarrollado por el Akhāra Gymnasium ha sido diseñado con el propósito de ofrecer una capacitación de vanguardia usando las probadas herramientas de la Respiración y Meditación provenientes de la tradicional disciplina de los yogīs de India.

Meditación – Antídoto contra el estrés
Tagged on:     

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *