.

T. Krishnamacharya demonstrando Prānāyāma & Mudrā a la edad de 76 años. El maestro de maestros, siempre una fuente de orientación, su legado ocupa una parte fundamental entre las prácticas implementadas en el programa de Fundamentos RCM del Akhāra Gymnasium.

Acorde Krishnamacharya, si en la adolescencia es Āsana (postura) y en la vejez Dhyānam (meditación) las prácticas más relevantes, para la larga etapa de la adultez es la práctica de los variados Pranayamas, Mudras y Bandhas la práctica principal para mantener la salud, la vitalidad y la mente concentrada en el desarrollo personal.

 

Acorde Krishnamacharya
Tagged on:         

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *